Archivo

Posts Tagged ‘aMule’

eMule, BitTorrent o descarga directa ¿qué metodo es el mejor para descargar contenidos?

20 mayo 2014 6 comentarios

A veces me han preguntado el título de esta entrada: ¿Cuál es el mejor método para descargar contenidos? Y aquí no hay una respuesta sencilla, así que os explico todo lo que tendría que explicar para que vosotros pudierais elegir por vosotros mismos.

En primer caso nos vamos a situar en un sistema Linux, porque realizar este tipo de descargas en Windows no lo recomiendo (más que nada por seguridad) así que voy a intentar explicarme a través de los programas que utilizo para descargar contenidos: aMule (que es un clon para Linux del eMule), Transmission (que es un programa para descargar Torrents) y para la descarga directa ni siquiera uso programas, el navegador a pelo 😉 😉 😉

p2p

Antes de empezar me gustaría decir que este artículo intenta ser lo menos técnico posible para que sea de fácil lectura a todos aquellos que se hayan hecho esta pregunta, así que si echáis algo de menos, quizá haya sido omitido para que esta entrada no se convierta en un testamento. 😉 😉

Los programas

aMule es un clon del archi-conocido eMule, es muy semejante y se encarga de concectarse a redes P2P para compartir archivos.

Transmission es un programa de descargas BitTorrents (que también es P2P)  y que suele venir instalado por defecto en algunos sistemas Linux. Para los que uséis KDE lo mismo lo tenéis que instalar aparte, pero está en los repositorios. A mi personalmente me gusta porque es excesivamente sencillo y funciona con enlaces magnéticos.

Las descargas directas son eso, descargas que realizamos desde páginas webs como la ya difunta MegaUpload. No obstante, estas descargas se pueden gestionar desde un programa y si las usásemos mucho tendríamos que descargar y configurar un programa de gestión de descargas directas como JDownLoader.

Como funcionan

aMule es un programa P2P que busca los recursos a descargar a través de servidores internos. Todo lo que tengas en la carpeta compartida estará disponible para los que estén conectados al mismo servidor que tú.

Transmission es un programa P2P que descarga Torrents, es decir, necesita un enlace externo para poder iniciar la descarga de los archivos, esos enlaces no están disponibles a través de Google, pero sí que podéis encontrarlos en páginas como The Pirate Bay. Lo mejor que tiene es que a pesar de ser una red P2P solo comparte los archivos que hayas descargado a través de este programa.

La descarga directa es una descarga que realizamos a través del navegador o de un programa desde un servidor de Internet, como por ejemplo Mega.

Configuración

De las tres opciones la más compleja de optimizar es el aMule, ya que necesitamos conectarnos a servidores que funcionen bien (podéis ver esta entrada) y configurar nuestro router para que permita el paso de los paquetes de una manera más rápida y, por lo tanto, que descargue más rápido. Con respecto a Transmission no necesitamos configuraciones iniciales para que funcione perfectamente y, en el caso de las descargas directas no es que necesitemos configurar nada.

Descargas disponibles

Aquí podría entrar en la polémica por cada palabra que diga y lo sé, más que nada porque cada sistema es diferente, pero si hay un claro perdedor entre los tres ese sería las descargas directas, más que nada porque en el momento que quieras buscar algo que tenga un poco de tiempo vas a tener que dejar las descargas directas a un lado y tirar de aMule o Transmission.

Sobre aMule y Transmission la respuesta que mejor se ajustaría es DEPENDE, más que nada porque el aMule tiene un buen repertorio de descargas, sobre todo antiguas, pero también es cierto que los servidores te limitan a veces y es más difícil encontrar cierto material que no esté en un entorno “cercano”. Por ejemplo, es difícil encontrar una serie en inglés con subtítulos en inglés si estás conectado a una red que te permita descargarte cosas desde España. La gran ventaja de Transmission es, precisamente, las descargas en inglés, solo hay que meterte en Pirate Bay y podrás encontrar miles de cosas nuevas y no tan nuevas y con muchas personas compartiéndolas, además, cuantas más personas compartiéndolas, más rápido te puedes descargar los contenidos, pero de eso hablamos aparte:

Velocidad de descarga

Aquí todo depende de dos conceptos, si la descarga directa la tienes limitada y la cantidad de gente que tenga compartido un archivo en una red P2P. La descarga directa solo depende si la tienes limitada, normalmente por temas comerciales (para que te registres y pagues dinero por ello). Pero si eres un simple mortal que no puede permitirse pagarse ciertos caprichos, te puedes tirar por la opción de aMule y Transmission pero ambos dependerán de las personas que estén compartiendo el archivo. No obstante, según mi experiencia personal, los Torrents son de lo mejor para descargas en inglés (por el mercado que tiene) y el aMule para castellano, las descargas directas son un problema a la hora de encontrar una fuente disponible (sobre todo si no tienes una página que te enlace a las descargas)

También deciros que en el caso de que queramos limitar la velocidad de descarga del Transmission, tiene un botón que nos permite limitar la velocidad de descarga y subida. (Busca la tortuga en la ventana principal) 😉 😉

Tráfico

Con tráfico hablamos de los datos que subimos y bajamos de la red a la hora de utilizar un recurso u otro. En este caso la descarga directa es la más “económica” ya que solo se descarga el archivo en cuestión y no comparte información (es decir, no sube información a Internet).

Sin embargo cuando usas aMule o Transmission no solo estás descargando, sino que también estás subiendo información (ya que estás compartiendo tus descargas anteriores o las que estás realizando) y eso hace que la red se ocupe más que con la descarga directa. Hay que recalcar además, que a mayor tráfico más se calienta el router y más ancho de banda consumimos, pero si tu conexión es medianamente buena todo terminará dependiendo de cómo se las apañe el router para manejar el tráfico de datos.

Si el router es medianamente normalito no debería darte mucha guerra, aunque quizá sí que tengas que reiniciarlo de vez en cuando en esas épocas que hace mucho calor.

Dependencias

Si la descarga directa tiene el archivo disponible solo dependerás de la velocidad de descarga que te admita el servidor, pero con las redes P2P la cosa se complica un poco, ya que los “servidores” desde los que te descargas los contenidos son los otros usuarios que tienen compartidos los archivos. Cuantas menos personas tengan ese archivo, más lento te irá, además, estos programas suelen tener un sistema de recompensas para aquellos que más compartan, así que si no compartes mucho, tendrás menos preferencias a la hora de descargar contenidos.

También deciros que si las personas que comparten ese archivo son muy pocas te puedes encontrar que dependas de cuando se conectan esas personas para poder seguir con la descarga de ese archivo.

Gestión de la descarga

Las descargas directas suelen tener un problema, que si pausas la descarga tienes que empezar desde cero, pero con aMule y Transmission esto no pasa, directamente sigues con la descarga donde la habías dejado.

Archivos compartidos

Con las descargas directas eres el colmo del egoísmo, no compartes absolutamente nada (a menos que seas tú quien suba los contenidos a los servidores) pero con las redes P2P tu compartes parte del contenido con los demás. En el caso del aMule hay una carpeta en la que todo lo que esté allí estará compartido, también puedes poner otras carpetas para compartir, pero todas tendrán la misma pega, todo lo que esté dentro estará compartido en el servidor en el que estés conectado.

Sin embargo en el caso de Transmission solo compartes lo que te has descargado (a menos que subas tú algún archivo y facilites el enlace magnético)

Seguridad

Aquí yo me voy a centrar en dos cosas:

– Si es software no te descargues nada ni por P2P ni por descarga directa, seguramente tenga código malicioso, si de todas maneras te vas a descargar el programa que sea, quizá las opciones más seguras serían Transmission (porque si algo es malo suelen quitarlo de la fuente) y las descargas directas. El problema del aMule es que cualquiera puede compartir cualquier cosa, con lo que es más difícil contrastar las fuentes.

– En el resto de cosas podríamos aplicar lo que he dicho para software, pero sí que es verdad que el aMule tiene un sistema de marcas por el cual los usuarios pueden marcar si un archivo es bueno o malo, de tal modo que si está marcado como malo seguramente se trate de un archivo corrupto o de una película pornográfica…

Comodidad

Esto depende absolutamente de tus gustos y lo que te resulte más fácil de utilizar, por ejemplo en mi caso no uso descargas directas, suelo usar aMule y Transmission (de hecho este último es la mejor opción para descargar nuevas distribuciones Linux).

Filosofía

Para mi las descargas directas son insolidarias, es decir, que con P2P colaboras con la comunidad compartiendo lo que descargas y, además, las redes P2P están descentralizadas, con lo que es más difícil que ocurra lo mismo que pasó cuando cayó MegaUpload. Así que en mi caso solo uso las descargas directas cuando es algo muy concreto.

Conclusiones

Solo tú puedes saber qué es lo que mejor te viene a la hora de descargar contenido de Internet, si todavía no tienes claro cual usar, te dejo un resumen de Genbeta que explica DESDE SU PUNTO DE VISTA cuales serían las mejores opciones para las diferentes situaciones.

Espero que os haya servido de ayuda este post.

Fuente de la imagen.

Anuncios

Servidores para el aMule

12 noviembre 2011 Deja un comentario

Sé que ahora están de moda las descargas directas, pero sigo pensando que, aunque útiles y rápidas, los programas de P2P son más solidarios y, sobretodo, no dependemos de un servidor que esté o no dispuesto a darnos apoyo para cierta descarga.

El problema que tengo a veces con el aMule es encontrar servidores que sean de mi agrado, ya que normalmente si dejas activa la opción de actualizar la lista de servidores al inicio, se llena de servidores que no valen para nada y son pura basura.

El problema lo he solucionado directamente utilizando únicamente los servidores que aparecen en este listado de ADSL Zone, de tal modo que tengo una preocupación menos a la hora de utilizar el aMule, además que rentabilizo el tiempo que pasa el equipo conectado ya que los archivos se descargan con más rapidez al tener mayor disponibilidad.

Etiquetas: ,

Como configurar una IP fija en Ubuntu 10.04

27 junio 2010 38 comentarios

Algunas veces necesitamos que nuestro equipo mantenga una dirección IP fija por diversos motivos, pues vamos a configurar nuestra red para ello, eso si, antes de comenzar, si veis que algún término de los que uso en esta entrada os suena a Chino, al final de la entrada os dejo definiciones de algunos de los términos y enlaces a Wikipedia.

Para configurar la red hacemos clic en Sistema –> Preferencias –> Conexiones de red y nos saldrá una ventana como esta:

Como podéis observar, se pueden configurar las diferentes redes desde esta ventana, basta moverse por las pestañas superiores para configurar cada una de las redes, en este caso estoy conectado a través de una red inalámbrica, así que hago clic en la pestaña de las redes inalámbricas.

Seleccionamos la red que nos interesa editar, en este caso la primera, tras marcarla, pulsamos el botón editar, que se habilitará en cuanto marquemos la red que deseamos configurar. Tras pulsar en Editar nos saldrá la siguiente ventana:

Haremos clic en la pestaña de IPv4 ya que, de momento, es el protocolo de red que se está usando tanto en redes domésticas como en Internet. La diferencia entre IPv4 e IPv6 es que IPv6 es una versión más moderna que IPv4, pero aún así se está usando la versión 4 de este protocolo de comunicaciones de manera estandarizada.

La ventana que nos mostrará es la siguiente:

Como podéis ver, está activado por defecto el DHCP, qué, a grandes líneas es un protocolo que deja que sea el Router el que le indique que IP va a tener. Pero a nosotros nos interesa decirle directamente cual es la dirección que ha de tener, así que abrimos el desplegable, marcamos Manual y se habilita el botón de añadir, al que haremos clic. Se habilitará en la ventana de Direcciones y se mostrará una línea gris que es donde deberemos meter los datos que queremos introducirle al equipo.

En este caso le daremos la IP 192.168.1.215, PERO hay que tener cuidado con las direcciones que asigna el Router con el DHCP, puesto que, en la configuración del Router, este empieza a asignar direcciones a partir de un determinado número y NO puede haber dos ordenadores con la misma IP. Además puede ser que nuestro Router no trabaje con esa IP, pero, lo más extendido es así.

La máscara de red lo que indica es en que red estamos, tanto el Router, como los equipos conectados a este han de tener la misma y de manera genérica para esa IP es 255.255.255.0

Por último, hay que indicarle la puerta de enlace, que es el router, es decir hemos de introducir la IP del Router, que, de nuevo, de manera genérica es 192.168.1.1

Con esas configuraciones ya estamos conectados a la red, pero para poder conectarnos a Internet tendremos que configurar, además, las DNS, así que en la línea interior, donde pone servidores DNS, ponemos los DNS que queramos, en este ejemplo se van a poner las del proyecto OpenDNS, las 208.67.222.222, 208.67.220.220

Como podéis ver están separadas las dos direcciones DNS por comas, podéis poner tantas como queráis, ya que usará la primera y si esta está ocupada buscará en la segunda y si las dos no van en la tercera, etc. No obstante, más de dos DNS son excesivas, he tenido ordenadores trabajando con una sola DNS y no ha habido problemas.

Tras configurarlo todo, nos queda así:

Pulsamos en aplicar ¡¡Y ya está!! De todos modos si ves que al desconectarse no se vuelve a conectar o que no navega por la red, prueba a cerrar sesión puesto que hay veces que he visto ese problema al cambiarle la configuración de la red.

Definiciones:

DHCP: (sigla en inglés de Dynamic Host Configuration Protocol – Protocolo de configuración dinámica de host) es un protocolo de red que permite a los usuarios de una red IP obtener sus parámetros de configuración automáticamente. Se trata de un protocolo en el que generalmente un servidor posee una lista de direcciones IP y las va asignando a los clientes conforme éstas van estando libres, sabiendo en todo momento quién ha estado en posesión de esa IP, cuánto tiempo la ha tenido y a quién se la ha asignado después. Enlace a Wikipedia.

DNS: Es un servidor que proporciona al ordenador una “traducción” de las direcciones que nosotros insertamos en el navegador en direcciones IP, por ejemplo, si nosotros ponemos la dirección web http://www.google.com el ordenador es incapaz de comprenderlo, pero el DNS “traduce” el nombre de la página de Google por una dirección IP. Enlace a Wikipedia.

IP: Una dirección IP es una etiqueta numérica que identifica, de manera lógica y jerárquica, a un dispositivo dentro de una red que utilice el protocolo IP, este a su vez, es un protocolo de comunicaciones (entiéndase que podemos hablar como de un mismo idioma) usado dos máquinas para la comunicación de datos a través de una red. Enlace a Wikipedia de dirección IP y enlace a Wikipedia de protocolo IP.

OpenDNS: Es un servidor DNS gratuito y abierto que incluye, por ejemplo, un filtro para evitar la suplantación de páginas web y un sistema de corrección de errores ortográficos. Enlace a Wikipedia.

Etiquetas: , , , , ,

Configuración básica del aMule para optimizar las descargas

17 junio 2010 26 comentarios

Primero deberíamos saber que es aMule: es un programa para compartir archivos P2P de un estilo muy parecido a eMule pero con la salvedad de que aMule es multiplataforma. Es decir, que podemos instalar aMule en Linux, en Windows o en Mac.

Yo me voy a centrar en la versión para Linux, concretamente instalándolo en Ubuntu, aunque tampoco es que haya muchas variaciones con el resto:

Lo podemos instalar desde los repositorios, es decir, que podemos utilizar el Gestor de Paquetes Synaptic o bien, podemos ir al terminal e introducir sudo apt-get install amule

Una vez instalado, lo podemos ejecutar en Aplicaciones –> Internet –> aMule una vez ejecutado nos podremos dar cuenta que es muy parecido al famoso eMule.

Como podéis observar, el “look” de aMule es muy similar al del eMule, con lo que nos es bastante fácil familiarizarnos con su manejo. No obstante, quiero explicar un poco como realizar las configuraciones básicas.

Antes de comenzar, si tienes instalado un firewall en tu equipo, lo ideal es que le crees una excepción para este programa o bien, que cuando configures los puertos, les dejes vía libre. En este caso no vamos a tocar nada del Firewall porque si trabajas con Ubuntu no deberías preocuparte por él.

Le damos al botón de Opciones, que tiene una imagen de una llave inglesa y un destornillador cruzado, nos saldrá la siguiente ventana:

Podéis ver como en la pestaña “General”, que es la que aparece por defecto, podemos cambiar el alias, cosa que recomiendo, puesto que esta red funciona con una serie de “puntos” para dar prioridad a la hora de realizar descargas, con lo que es bueno que nuestro usuario sea fácilmente reconocible e identificable.

En mi caso quito también la opción de comprobar si hay una nueva versión al inicio ya que aMule se actualiza a través de las actualizaciones de Ubuntu y, por lo tanto, no tengo ni prisa ni intención de instalar algo que no venga de los repositorios.

Si es importante en Ubuntu que si el reproductor que trae por defecto aMule para Ubuntu no os gusta, lo cambiéis por Totem, que a mi me vale y no me ha dado nuca ningún problema.

Tras comprobar que hemos puesto las cosas “en su sitio” 😉 😉 Pasamos a la siguiente pestaña:

Podéis observar que he cambiado los puertos que vienen por defecto en aMule y le he puesto dos aleatorios (tienen que estar entre el 1024 y el 65536) para que no sea tan fácil acceder a mi máquina en un supuesto ataque, daros cuenta que lo ideal es redireccionar los puertos del Router hacia los puertos que hemos puesto. También, antes de meterle mano al Router, habrá que ponerle una IP fija al equipo, ¿Cómo? Pues puedes verlo en este tutorial 😉 😉

Tras eso deberemos configurar nuestro Router, para ello deberemos saber la marca y el modelo y seguir las instrucciones que se nos dan, normalmente, en la página de adslayuda tienen tutoriales para todos los modelos de Router, puesto que cada Router tiene un proceso parecido pero distinto… No obstante, podéis hacer la búsqueda en Google que os facilitará mucho el trabajo.

En la opción Directorios podremos añadir o quitar directorios para compartir, OJO es importante que tengamos en cuenta QUE directorios vamos a compartir y que sus subdirectorios serán a su vez compartidos. Si compartís más de lo debido, podéis encontraros con desagradables sorpresas (para comprobarlo tan solo tenéis que buscar currículum en el amule y veréis como salen bastantes resultados…)

Y finalmente, tan solo para este mini-tutorial, la opción de servidores:

Suelo desactivar la opción de “Actualizar servidores al conectarse a un servidor” y “Actualizar servidores cuando un cliente se conecta” para no ver como tengo muchísimos servidores que no sirven para nada, puesto que el servidor también es importante a la hora de descargar más o menos rápido.

La opción de eliminar los servidores caídos, me da la opción de quitar aquellos servidores que den problemas o que hayan dejado de funcionar.

Para más información podéis ver: Spanishred. No obstante, tened en cuenta que el tutorial es para eMule pero que es totalmente válido para aMule.

Etiquetas: , ,

Problemas con el aMule solucionados

29 diciembre 2009 Deja un comentario

Hasta hace bien poco tenía un ordenador con Ubuntu 8.04 LTS trabajando con el único proposito de estar conectado al aMule, por aquello de las descargas, que por mucho que le duela a la señora ministra de cultura y a la SGAE, NO SON DELITO, mucho menos si lo que me estoy descargando es, por ejemplo, OpenSUSE desde una red Bittorrent…

Pero centrándome en el caso, mi problema era que muchas veces el aMule desaparecía como por arte de magia, y tenía que volver a ejecutarlo, con la perdida de preferencia a la hora de descargar… Busqué y busqué en Internet y no encontraba soluciones que me gustasen, pero lo más curioso es que la solución vino sola:

Se fastidió el monitor cutre que le tenía puesto a ese ordenador y decidí colocarlo en el lugar que le correspondía, usando como monitor la pantalla de TV que tengo y así usarlo como centro multimedia, servidor, etc. Para ese uso el cable del ratón se me quedaba corto, el del teclado a primera instancia no me hacía falta porque podía usar onBoard y ya está (onBoard es un programa que viene con la instalación de Ubuntu y simula un teclado en la pantalla)

Así que me compré un adaptador y un ratón Bluetooth, por aquello del alcance. Pero en mi Ubuntu 8.04 LTS no me iba bien el ratón, así que para no complicarme la vida, que a veces es uno un poco perro, preferí actulizarlo a la 9.10 ¿Qué pasó? Que se quitaron los problemas con el ratón Bluetooth (que va de miedo) y, además, el aMule me va como un tiro y no se cierra ¡¡PROBLEMA SOLUCIONADO!! (aunque sea de una manera absurda) 😉 😉 😉

No obstante si he de decir, que también fue fácil la actualización porque tenía en ese momento pocos archivos en el ordenador y que los pasé a un disco duro portátil, ya que de la Ubuntu 8.04 a la 9.10 hice el cambio de tipo de archivo de la Ext3 a la Ext4, con lo que encima el ordenador me arranca mucho más rápido.

Fuente de la imagen: Istituto Majorana [IT]

Etiquetas: , ,